sábado, 20 de febrero de 2010

El Cuerpo de la Casa

cuerpo casa orson scott card
Título original: Homebody
Autor: Orson Scott Card
Editorial:
Alamut
Año: 1998 (España, 2009)

SINOPSIS

"Don Lark es un virtuoso artesano que puede arreglar todo lo que toca, pero cuya alma está irreparablemente rota. Después de haber vivido una tragedia de la que pocos podrían recuperarse, comenzó a buscar viejas casas venidas abajo y se dedicó a comprarlas, restaurarlas y venderlas, dando así a esas cáscaras vacías la segunda oportunidad que se negaba a sí mismo.

Entonces, en una tranquila ciudad del sur de Estados Unidos, Lark se encuentra con su mayor desafío: una mansión destartalada pero con buenos cimientos que ha sufrido décadas de maltrato a manos de caseros avariciosos e inquilinos de paso. Cuando empieza a trabajar en ella, dos excéntricas vecinas le ofrecen sus deliciosos platos y algo más: serias advertencias acerca del malvado pasado de la casa.

Pero hay algo en este edificio que empuja a Lark a continuar, a pesar de que su encanto se vuelve cada vez más ominoso. ¿Conseguirá terminar la restauración de la casa y redimirse con ello, o desencadenará sobre sí mismo las oscuras fuerzas de la maldición? Orson Scott Card, el aclamado autor de El juego de Ender y tantas otras novelas inolvidables, pone su considerable talento al servicio de una historia de suspense y esperanza, de pérdidas irreparables y encuentros inesperados. Un relato sobrenatural, pero profundamente humano."

OPINIÓN PERSONAL


Con sólo echarle un vistazo a la portada y al título del libro, es fácil adivinar que “El cuerpo de la casa” es una historia de casas encantadas. Ahora bien, la incógnita reside en saber si se trata de una típica historia de fantasmas o, por el contrario, el prolífico Orson Scott Card nos ofrece una nueva visión de este manido subgénero de la literatura de terror.

Pues bien, lejos de emular a los clásicos de la literatura y el cine (de los que, a pesar de todo, Card toma muchas referencias), la historia parece centrarse más en los dramas personales de cada uno de los personajes que en desarrollar la trama de misterio sobrenatural, de esta forma, conoceremos mucho mejor la forma de ser de los protagonistas y entenderemos su forma de enfrentarse a las situaciones.

En teoría, tener unos personajes complejos y bien desarrollados siempre es garantía de éxito, porque consigue que nos identifiquemos mejor con ellos y entendamos su entorno, pero en este caso, los protagonistas son demasiado grises y tristes y, además, el personaje principal, Don Lark, que se nos presenta como un hombre súper racional, acaba actuando de manera inverosímil y poco coherente en la segunda parte de la novela.

La historia principal sobre el misterio de la casa se desarrolla muy lentamente. Mucho. Durante la primera mitad de la novela sólo leeremos tediosos pasajes sobre arquitectura y albañilería, aderezados de unas relaciones entre personajes bastante frías y, como decía, tristes. Además, el autor nos da la lata con cierto personaje que al final ni siquiera es importante para la trama y acaba por desaparecer, sin más.

Si quieres leer una historia de casas embrujadas, deberás tener paciencia y aguantar hasta más de la mitad del libro, y aun así, no esperes encontrar nada muy original (se citan ciertos elementos de la esclavitud en Norteamérica, el vudú y la magia negra, pero muy de pasada). El final, sin ser del todo malo, no es coherente con el inicio de la historia y a muchos les dejará frios.

En definitiva, una novela de fantasmas atípica, con ciertos elementos o ideas brillantes, pero muy mediocre en su conjunto.

Lo bueno: algunas aportaciones originales al subgénero.

Lo malo: desarrollo lento y personajes poco atractivos.

NOTA: 5.5/10

(Esta reseña la escribí originalmente para Urban Fantasy Blog)