jueves, 24 de octubre de 2013

Despedida y cierre

Lamento comunicar que hoy, después de más de cinco años, La Biblioteca de Korranberg cierra sus puertas.

Ha sido una experiencia muy bonita poder crear un espacio dedicado a la literatura fantástica y compartir estas lecturas tan apasionantes con todo el mundo, pero ha llegado un momento en el que veo necesario pasar página.

Siempre me dije que, aunque no tuviera tiempo de leer y reseñar libros, este blog seguiría en pie para cuando vinieran tiempos mejores, pero es obvio que he ido dejando languidecer a esta Biblioteca de tal forma que ya las telarañas cubren todas sus estanterías y polvorientos tomos.

Por ello he querido darle un homenaje final plasmado en en estas palabras de despedida para lo que ha sido mi ocupación durante muchas horas; mi Korranberg.

Con el cierre de esta biblioteca imaginaria se va también su bibliotecario, Kelemvor, mi alter ego durante muchísimos años en la "red de redes" y gracias al cual he conocido a gente maravillosa y lecturas desconocidas para mi.

Pero lo que está claro es que un amante de la lectura nunca dejará de leer así como así, y por eso seguiré con mis libritos de fantasía, leyendo a mi ritmo y publicando en algún que otro lugar mis opiniones sinceras y viscerales, como siempre he hecho, sólo que de otra forma.

Los tiempos cambian, las personas maduran y en Internet la cosas se transforman a velocidades sorprendentes, es por ello que no me atrevo adecir "adiós", sino "hasta luego", pues soy consciente de que muchos nos encontraremos en otro lugar, intercambiando opiniones por otros métodos más novedosos y directos.

Sin más que añadir, sólo me gustaría desearles a todos que disfruten de la lectura de la forma más primaria e instintiva posible. Sólo así disfrutarán de verdad con un buen libro.

Gracias por haber estado ahí,

Atentamente,

Kelemvor Lyonsbane, bibliotecario de la Biblioteca de Korranberg.

10 comentarios:

Deigar dijo...

Es una lástima pero tienes toda la razón en lo que comentas. Espero verte en algún otro lado, así podré seguir leyendo uno que otro comentario tuyo. Gracias por todo este tiempo y pues, ¡hasta pronto!

Saludos.

Tinuwel dijo...

Pues como tienes toda la razón no me queda otra que desearte una buena travesía y que quizá los vientos algún día te vuelvan a cruzar con nosotros... :D
Un abrazo!

Celiazal dijo...

Te entiendo perfectamente, así que sólo me queda decirte que gracias por haber estado aquí y que te vaya genial ;)

1 beso ^^

Igor dijo...

Un mal rollo. Tu biblioteca es de las que me gustan. Y es más, tienes credibilidad cuando reseñas. Cosa muy valiosa.
Se entienden perfectamente las razones. En fin, podré volver por aquí alguna vez aunque no hagas nuevos artículos.
Un abrazo, mucha suerte.

Jolan dijo...

Una pena que en el día de las bibliotecas, ésta precisamente eche el cierre. :(

Pero entiendo tu decisión. Sobre todo tiene que haber ganas, empeño y tiempo; y cuando alguna de estas falta, es mejor dar a las cosas un final digno.

Te seguiremos leyendo allí donde postees. Suerte y hasta pronto!

Pedro López Manzano dijo...

Como bien dices, dejémoslo en un hasta luego.
Y mucha suerte con tus nuevos proyectos, te lleven donde te lleven.

Elwen dijo...

La verdad es que ya hace muchos meses que se te echa de menos. Decidir cerrar no es fácil para ningún bloguero pero entiendo tu postura. Yo también interpreto tu entrada como un "hasta luego" porque la red es amplia y seguro que seguimos leyéndonos e intercambiando opiniones en cualquier otra parte.

Earendilion dijo...

Yo me lo he planteado varias veces pero, al final, acabo sintiendo la necesidad de contar algo sobre lo que he leído y siempre doy la vuelta. No me cabe duda de que nos volveremos a encontrar en el camino.

Hasta luego.

Anónimo dijo...

chau y gracias por todo

Anónimo dijo...

los cobardes no huyen