sábado, 22 de septiembre de 2012

RESEÑA: Realms of the Arcane

realms arcane brian thomsen Título: Realms of the Arcane
Autor: VV.AA. (editado por Brian M. Thomsen)
Colección: Reinos Olvidados
Editorial: Wizards of the Coast
Género: Fantasía épica
Páginas: 312
Año: 1997

Candlekeep presume de ser una de las mejores bibliotecas de los Reinos, donde unos pocos privilegiados pueden realizar sus investigaciones. Y ¿qué decir de sus colecciones secretas? Tomos y pergaminos hace tiempo olvidados o escondidos de las miradas curiosas de los investigadores. Volúmenes que hablan de cosas que sólo pueden ser descritas como arcanas...


Realms of the Arcane es una de las muchas antologías de Reinos Olvidados que recogen varios relatos de los autores más destacados de la colección. Cada antología suele tener un tema común y, en este caso, la excusa es la era arcana. Analicemos cada uno de los relatos:

Prólogo - Interludios - Epílogo, por Wes Nicholson

La trama "central" que va uniendo todos los relatos, cuenta la historia de Wes, un joven aprendiz de la biblioteca de Candlekeep (o Candelero) que debido a su torpeza es regañado constantemente por sus superiores. Esto le llevará a ser castigado con limpiar las zonas más antiguas de la biblioteca, donde descubrirá una sala secreta llena de libros con historias increíbles.

Buena forma de ir hilando los relatos que, además, ayuda a conocer mejor la historia de la biblioteca más famosa de los Reinos.

Wishing You Many More, por David Cooke

Curiosa historia en clave epistolar, que habla de dos magos rivales que se mandan cartas para tratar de descubrir el paradero de un misterioso artefacto mágico. Las indirectas y el sarcasmo de las misivas nos hará pasar un buen rato al tiempo que descubrimos el desenlace de esta rivalidad.

Secrets of Blood, Spirits of the Sea, por Elaine Cunningham

Relato bastante oscuro e interesante, que habla de la creación de los elfos marinos y de sus eternos rivales, los temibles sahuagin. Elaine Cunninham demuestra su maestría a la hora de hablar de los elfos de Faerun.


Bread Storm Rising, por Tom Dupree

Historia bastante absurda, en la que un joven aprendiz de mago descubre una masa mágica con la que hacer pan de forma infinita, pero todo se tuerce cuando la masa empieza a cobrar una forma monstruosa, poniendo en peligro a todos los vecinos de Calimport.

When Even Sky Cities Fall, por J. Robert King

En este caso nos transportamos a una época en la que dos ciudades flotantes están en plena guerra, lo cual las llevará a ambas a un destino evidente. Interesante punto de vista del grifo y su jinete mago.

The Grotto of Dreams, por Mark Anthony

Para mi, el mejor relato de toda la antología. Cuenta los avatares de una calavera parlanchina que, por una serie de acontecimientos, acaba en las profundidades de Bajomontaña. Allí conocerá a una extraña semielfa que anda buscando la Caverna de los Sueños. Un relato muy cómico a la vez que emotivo. Genial.

A Narrowed Gaze, por Monte Cook

Un bardo se ve envuelto en una misteriosa conspiración para acabar con su amigo el rey. Aburrido y sin mucha chicha.

The Whispering Crown, por Ed Greenwood

El "padre" de Reinos Olvidados nos cuenta aquí una historia llena de enfrentamientos mágicos y objetos imbuidos con el poder de los dioses. Cuenta con la obligada aparición estelar del gran mago Elminster. 100% Ed Greenwood.

The Lady and the Shadow, por Phillip Athans

Entretenida historia ubicada en Netheril, donde un mago trata de acabar con un rival más joven enviando a una asesina. Un relato lleno de magia y enredos.

Shadows of the Past, por Brian M. Thomsen

Nos situamos ahora en la ciudad de Aguas Profundas, donde conoceremos los avatares de un hombre que ha perdido la memoria. Interesante final.

Tertius and the Artifact, por Jeff Grubb

Historia bastante completita y movida, en la que un joven sin aptitudes mágicas debe recobrar un objeto poderoso robado por un doppleganger. Entretenido.

Valoración final: antología bastante amena, aunque realmente sólo hay dos relatos que merecen bien la pena, y son los de Elainne Cunningham y Mark Anthony. El resto es bastante mediocre en general.

Nota: 6,5/10