martes, 3 de julio de 2012

RESEÑA: Heraldos del Bien y el Mal

heraldos bien mal victor condeTítulo original: Heraldos del Bien y el Mal
Autor: Víctor Conde
Serie: Trilogía de los Heraldos vol. 3
Editorial: Hidra
Género:
Fantasía, Juvenil
Año: 2012
Nº páginas: 480
"Tres es el número perfecto. Y la tercera batalla, la última, se librará en el Infierno. Ángeles y demonios se han visto forzados a unirse en un mismo bando para combatir a un enemigo con un poder inimaginable. Erik, Tanya y Mauro, los tres elegidos, tienen poco tiempo para averiguar qué les reserva a cada uno la Profecía de los Niños Perdidos antes del cataclismo final.

El Cielo ha caído. Ya sólo queda un lugar
donde refugiarse... y es el Infierno"

OPINIÓN PERSONAL

Por fin concluye la épica Trilogía de los Heraldos, una aventura en la que Víctor Conde ha desatado una vez más su poderosa imaginación para contarnos los avatares de Tanya, Erik y Mauro, tres jóvenes convertidos en ángeles que, a lo largo de toda la serie han sido protagonistas de una historia que ha ido ganando en complejidad y profundidad desde que fuera publicado el -ya lejano- Heraldos de la Luz.

Este último volúmen es algo continuísta respecto al libro anterior, en cuanto a espectacularidad y complejidad de la trama (es el libro más gordo de toda la trilogía), aunque esta vez el autor recupera el protagonismo de personajes como Séfora, Nínive o Esaú, de hecho, casi todos los personajes relevantes tienen su momento en este libro, salvo Isaac, que no aparece por ningún lado.

La historia sigue evolucionando, a pesar de que casi desde el comienzo está todo dispuesto para la gran batalla final, pero el autor se reserva ciertos giros y sorpresas, tomando famosos mitos bíblicos o hebreos y jugando con ellos a su antojo, involucrándolos en una historia de fantasía épica que, en muchos momentos, coquetea con la space opera que tanto gusta al señor Conde.

Cada uno de los tres protagonistas vivirá su particular via crucis, aunque se echa en falta un mayor desarrollo del personaje de Erik, mucho menos brillante que en Heraldos de la Oscuridad. Tampoco se ha preocupado el autor de profundizar en las relaciones entre los tres ángeles, ya que cada uno actúa por su lado y son muy pocos los momentos en que están juntos, al igual que ocurría en la novela anterior.

En cualquier caso, es innegable la enorme calidad de esta trilogía, por la que tan sabiamente ha apostado la editorial Hidra. El autor ha conseguido superarse con cada novela sin perder la cohesión de los tres libros, dejando todo atado y bien atado, por lo que mi sensación final es irremediablemente positiva.

Sin duda, la Trilogía de los Heraldos debe ser un referente de la literatura fantástica juvenil actual.

Lo bueno: grandes momentos de acción, recupera el protagonismo de varios personajes, la originalidad y sorpresas de la trama.

Lo malo: algunos personajes habrían necesitado un mayor desarrollo y hay ciertas descripciones que pueden resultar confusas .

Nota: 7.5/10

9 comentarios:

Raven Black dijo...

Me llama muchísimo esta trilogía pero todavía no he tenido el placer de poder leerla, aunque espero poder remediar eso pronto :)

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Me gustó mucho la conclusión. Creo que es una de las novelas juveniles españolas que más han valido la pena, como decía en la crítica que hice en mi blog. Espero que se apueste más por este género en nuestro país después de esta agradable sorpresa.

Vale más que muchos de esos libros prefabricados que se nos suelen vender.

Buena reseña. Un saludo =D

Nia dijo...

A mí me gustó, pero no fue una última parte que dijeras.. "oh.. me hace esta trilogía inolvidable..."; a mi parecer le faltó algo, pero no preguntes el qué porque no sé qué decirte. Quizá lo de los personajes principales, que han ido a su rollo durante los tres libros (aunque por otro lado es un punto a favor, pues es algo que no se ve normalmente), sinceramente no lo sé. Es como ir al cine a ver una de esas películas que te están gustando pero no paras de removerte en la silla porque hay algo que no te deja estar tan cómodo como quisieras aajajaja

Kelemvor dijo...

Raven, seguro que te gusta

Carlos, ojalá sea así y las editoriales apuestén más por nuestros autores.

Nia, te entiendo perfectamente, por eso en parte no le he puesto más nota al libro.

Nina dijo...

La saga tiene muy buena pinta, si a mi pais llegara >-<

Lira Vinx dijo...

Entiendo lo que dice Nia, y creo que sé a qué se refiere, aunque ella misma no lo tenga claro: el romanticismo. Nia es una chica, y las chicas que leen este tipo de literatura buscan amor por encima de todo. Heraldos no es una historia de amor, sino una lucha épica entre el bien y el mal. Creo que es eso lo que echas en falta.

Nia dijo...

mmmm Lira Vinx, ¡menudo cliché! aaajajajajaj Comprendo que pienses que por ser chica y leer creas que busco literatura romántica, pero para eso tengo otro tipo de novelas a mano (aunque si me conocieras un poco sabrías que no juzgo las novelas por la trama romántica que contengan). Cuando abrí Heraldos supe lo que tenía entre manos: una novela de aventuras no romántica. Y la leí sabiendo eso, que no iba a encontrar romanticismo en ella. Por ello, el poco que he encontrado me ha parecido que sobraba.
No, no es ese el motivo por el cuál esta saga no me ha dejado totalmente satisfecha. Sigo sin saber cuál es.
Kelemvor, según su perfil (no dudo de ello, eh xD), es hombre y comenta que me ha entendido perfectamente. ¿También buscaba romance en la saga?

Nia dijo...

Bueeeeno, ya tengo post para un día de estos.. u.U'

Kelemvor dijo...

jajajaja sí, soy hombre y te entiendo perfectamente. De todos modos en este último libro hay una trama amorosa (aunque muy secundaria), pero sabemos de antemano que no se trata de romance paranormal ni nada de eso.