martes, 25 de octubre de 2011

RESEÑA: La Conspiración del Lobo Rojo

conspiración lobo rojoTítulo original: The Red Wolf Conspiracy
Autor: Robert V. S. Redick
Serie: El Viaje del Chathrand 1 (de 4)
Editorial: Alianza
Género:
Fantasía Épica
Año: 2007 (España, 2009)
Nº páginas: 567

"El viaje del Chathrand relata la historia de un viaje mágico y de la desaparición en el mar del barco más poderoso de la flota del imperio Arqual con todos sus pasajeros. Pazel, un humilde muchacho que tiene el don, o la maldición, de entender todas las lenguas; Thasha, la hija de un embajador, condenada a ser una baza en el tratado de paz entre dos imperios; el brutal capitán Rose; el espía Sandor Ott y sus asesinos. Y abajo, entre las ratas inteligentes, ocultos, los temidos ixchel y los espíritus atrapados en las cuadernas".

OPINIÓN PERSONAL

Casi todas las editoriales que publican literatura fantástica tienen una saga o un autor que es el más exitoso de su catálogo y que actúa como buque insignia de la editorial. En el caso de la editorial Alianza, sus novelas más aclamadas son las de Joe Abercrombie, y quizás por ello me esperaba algo distinto de esta novela de Robert V. S. Redick, algo mucho más adulto y sangriento como la notable La Mejor Venganza. Pero nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que La Conspiración del Lobo Rojo es una entrañable novela de fantasía y aventuras, más cercana al público juvenil adulto que otras novelas como las del propio Joe Abercrombie o George R. R. Martin, cuyas novelas son de una fantasía adulta bastante realista.

La historia comienza presentándonos a Pazel Pathkendle, un joven adolescente que, tras perder a su familia, acaba trabajando como grumente en distintos buques. Por obra del misterioso Doctor Chadfallow, Pazel acabará enrolándose en el Chathrand, el buque más grande de la flota imperial que parte en una misión diplomática.

El principio de la novela puede hacerse un poco largo, pues el autor va presentándonos a todos los personajes importantes que van a subir en el Chatrand y los motivos que llevan a cada uno a emprender dicho viaje. Una vez que el barco zarpa las cosas irán complicándose cada vez más tanto a bordo, como fuera del buque.

Todos los personajes resultan muy pintorescos y divertidos, incluso los malos. El trio protagonista, al ser adolescentes, actúan muchas veces de forma inconsciente e ingenua, por lo que lejos de comportarse como héroes, lo cierto es que meterán la pata más de una vez.

La trama puede pecar de ser algo enrevesada y caótica, pero lo importante es que la sensación de peligro y aventuras te atrapa conforme avanza la novela. A Redick se le pueden achacar muchos fallos propios de un autor novel, pero si tengo que calificar este libro de alguna manera sería de "divertidísimo", tanto por las situaciones en las que se ven envueltos los protagonistas, como por la variedad de personajes que hay (animales que hablan, pequeños seres diminutos, duendes marinos, etc.). Además, el humor siempre predomina sobre las situaciones dramáticas, lo cual consigue que este sea un libro bastante agradable de seguir.

Es probable que mi opinión favorable se deba a que necesitaba leer algo así de desenfadado pero, siendo objetivos, creo que las aventuras del Chathrand son una opción muy digna dentro de la fantasía actual, y un respiro de tanta novela de fantasía adulta y realista. Dénle una oportunidad y descubrirán una historia apasionante.

Lo bueno: muchas aventuras y personajes carismáticos.

Lo malo: puede parecer algo caótico al principio.

Nota: 8/10

5 comentarios:

Beleth dijo...

Yo había leído que esta saga es un poco lenta y por eso no me animaba mucho a leerla, ahora por lo visto también es caótica xD Por mucho que la nota sea un 8 sigo sin verlo para nada claro :S

Kelemvor dijo...

Con lo de caótica me refiero a que pasan muchas cosas y el autor no es muy amigo de dar explicaciones o descripciones xD

En serio, yo le daría una oportunidad!!

Nina dijo...

Tiene muy buena pinta si !

besos!

Emperatriz dijo...

Grandiosa reseña y el libro me atrae un montón ^^.

Un saludo

Elwen dijo...

Pues si puedo le doy una oportunidad, sobretodo cuando necesite una dosis de humor.

La verdad es que Runas tiene una colección nada despreciable. Hace poco me hice con el de Locke Lamora a ver que tal.